244 Fifth Avenue Suite E120

New York, NY 10001 USA

EIN 99-0382289

DUNS 08-078-8314

ÚNETE A NUESTRA BASE DE DATOS

¡SÍGUENOS EN REDES SOCIALES!

  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

DRA. GIOVANNA MELILLO

CAHI FELLOW PANAMA

CLINICA DE CANCER DE PIEL EN VERAGUAS

Giovanna Melillo es médico general, forma parte de la Asociación Nacional Contra el Cáncer (ANCEC) y es líder del proyecto de Clínica de Cáncer de Piel en Veraguas. Tiene un profundo compromiso de servicio y una visión clara sobre las necesidades de atención médica en comunidades rurales de Panamá. Forma parte de la 5ta generación de CAHI Fellows.

SOBRE SU PROYECTO

Desde niña la Dra. Giovanna Melillo ha sido parte de la Asociación Nacional Contra el Cáncer, gracias a la iniciativa de su padre, el Dr. Melillo, quien es un ginecólogo muy reconocido en el país y ha dedicado gran parte de su vida a la lucha contra el cáncer cervicouterino. Oriunda de Veraguas, estudió medicina en Ciudad de Panamá, con un especial interés en los temas asociados a la dermatología, con énfasis en la prevención y atención al cáncer de piel. Su proyecto surge de una inquietud concreta, en la zona donde ella nació hay mucha actividad agrícola, lo que implica que gran parte de la población trabaja largas horas expuesta al sol, que es uno de los principales factores de riesgo de la aparición del cáncer de piel. El aumento de este tipo de afectaciones es una tendencia en toda la región.


Por otra parte, en Veraguas hay unas 220 mil personas y sólo hay dos dermatólogos del sector público para la atención de esta población, a la cual se suman los habitantes de la Comarca Ngäbe-Buglé. La atención es insuficiente. El proyecto de la clínica para la atención del cáncer de piel logró concretarse además por el apoyo que brindaron diversas instituciones, una de ellas la Asociación Nacional Contra el Cáncer (ANCEC) que tiene una sede en la región, espacio donde se pudo ubicar el espacio para la atención de los pacientes; también se contó con la cooperación de Fundacáncer y de la Fundación Sus Buenos Vecinos, quienes finalmente viabilizaron la construcción de este centro de atención.
 

El propósito que ha establecido la Dra. Melillo para este proyecto, es que se convierta en un sistema integral para educar a la población y al personal de salud, promover el autocuidado y la prevención de lesiones, lograr un diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado a través de la remisión al Hospital Oncológico, que es el centro principal de referencia para estas afecciones.


“Ha sido muy satisfactorio el proceso y hemos logrado mucho en los últimos seis meses. Realizamos una jornada de dermatología por primera vez en Santiago de Veraguas, con la especialista dermatóloga Amelia Martiz, con quien logramos llegar a 200 pacientes, un éxito rotundo. Se diagnosticaron varias lesiones positivas que ahora están siendo atendidas. Contamos con el apoyo de muchas personas, dermatólogos, laboratorios de dermatología que hicieron donaciones, todo eso es indispensable.”


Explica la Dra. Melillo que además de atender a los pacientes, se ha estado realizando una labor educativa con los médicos generales y el personal de enfermería, para que estén en capacidad de diagnosticas un cáncer de piel o una lesión riesgosa, para hacer la referencia adecuada y de este modo mejorar la atención en la zona. Este esquema está generando buenos resultados y se espera ampliar la frecuencia y alcance de estas jornadas informativas y de sensibilización.


“Hemos podido beneficiar a los médicos, incluyéndome en mi condición de médico general, a través de las charlas sobre los factores de riesgo y sobre las lesiones principales. Hemos hecho conferencias con dermatólogos. Nos hemos reunido con los educadores de la salud del MINSA. Yo visualizo que esto puede ser una iniciativa nacional, que la labor educativa se expanda, que los niños sepan que el sol es su amigo, pero a la vez puede causar daño a largo plazo, que la población sepa las medidas de prevención que puede tomar.”

 

PROGRAMA CAHI FELLOWS

La Dra. Giovanna Melillo refiere que la experiencia dentro del programa CAHI Fellows ha sido de mucho provecho, por el aprendizaje técnico que se ha generado, por la claridad que ha ganado con respecto a cómo organizar y desarrollar este proyecto en su comunidad.


“CAHI nos han dado herramientas de gestión que no se reciben en la facultad de medicina, además que me ha permitido desarrollar capacidades para liderar, gestionar un proyecto, trabajar en equipo, innovar, planificar. Este conocimiento ha sido fundamental para que yo pueda pasar de tener un local vacío a un centro de atención funcionando adecuadamente, donde todo está pensado previamente, desde la ubicación de la recepción y del médico, hasta el recorrido que hacen los pacientes desde el momento en que entran.”


Agradece también el haber contado con las orientaciones de Fundacáncer y el Hospital Oncológico, para poder cumplir con todas las regulaciones y protocolos que se exigen para este tipo de atención, pues todos los lineamientos fueron cumplidos, lo que ha garantizado una atención oportuna y de calidad.
 

“Cada mes y cada día de atención se trata no solamente de diagnosticar y referir en los casos necesarios, sino de orientar y educar, trabajar para generar una cultura de prevención. Esto además nos brinda la oportunidad de llevar un registro y crear nuestras estadísticas, saber cómo medir cada mes nuestros avances, identificar en qué podemos mejorar y seguir adaptándonos y avanzando. Esta claridad y estas herramientas también las he aprendido con CAHI.”
 

Para ella la red de CAHI Fellows ha sido y sigue siendo fundamental en su proceso. En espacial la oportunidad de aprender de las historias y experiencias de los otros, de sentirse apoyada para afrontar y superar los obstáculos o dificultades que se presentan en el camino, la confianza que se genera entre todos y el apoyo constante para el desarrollo de sus iniciativas, seguros de que están teniendo un impacto positivo en sus comunidades y países.
 

“Me ha sorprendido la cantidad de gente que quiere apoyar y que de hecho ha brindado su ayuda. Todo el mundo se muestra a favor de las cosas buenas. Ha sido de mucho impacto para mí darme cuenta de esto, que no estamos solos en este camino, que podemos aprender a decir que sí, que si empiezo conmigo misma y mi entorno, todo puede cambiar. Por eso quiero traer a más personas al programa CAHI Fellows, ojalá lo pueda lograr porque siento que eso también es parte de lo que yo puedo aportar.”