• CAHI

EL GERENTE Y EL TÉCNICO NECESITAN TENER UNA AGENDA POLÍTICA

Programa CAHI Fellows

EL GERENTE Y EL TÉCNICO NECESITAN TENER UNA AGENDA POLÍTICA

Entrevista con el Prof. Forrest D. Colburn


Forrest D. Colburn es profesor del Departamento de Estudios de América Latina y el Caribe del Lehma College y en el programa de doctorado y maestría en Ciencias Políticas en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY por su denominación en inglés), institución en la cual ha sido docente desde 1997.


Ha estado muchos años asociado y dictando clases en el Centro para la Competitividad y el Desarrollo del INCAE Business School, donde también ha participado en diversas investigaciones. Cuenta con estudios universitarios en economía, una maestría (1980) y doctorado (1983) en Gobierno (políticas públicas) de la Universidad de Cornell.

En el marco de su clase sobre política, dentro del programa CAHI Fellows, tuvimos la oportunidad de realizarle esta entrevista.



Para comenzar, por favor cuéntenos sobre su experiencia y la clase que dicta en el programa CAHI Fellows.

Forrest: Soy de los Estados Unidos. Mi campo es la política. He enseñado por muchos años en el INCAE y también he trabajado con universidades en los Estados Unidos, como la Universidad de Princeton. He trabajado con en varios países de América Latina: México, Colombia, Perú y en América Central.


Tengo cuatro años dictando la clase de política en el programa CAHI Fellows. Siempre hay un buen grupo; el proceso de selección ha sido muy exitoso, siempre es un grupo con gente de alto nivel con un gran compromiso. Es notable además que los integrantes del grupo se llevan bien entre sí.


Integrar una clase de análisis político en este proceso, surge de comprender que en estos países la política ejerce gran influencia sobre todos los aspectos de la vida pública y puede complicar de un momento a otro la vida de un gerente. Puedes estar en el sector privado o al frente de una organización sin fines de lucro, debes tener la capacidad de entender el entorno y ser un actor político, para defender tus intereses legítimos.


El sector de la salud no es distinto. Pongo como ejemplo la expresión de un gran amigo en Guatemala, quien pasó varios años al frente de un Hospital; él me decía “yo soy médico, pero paso la mitad del tiempo en asuntos políticos. No es algo que me agrada, pero es una necesidad.”


¿Cuál considera que es su mayor aporte para los CAHI Fellows?

Forrest: En las clases yo he tratado de hacer un análisis político de la situación en los países de la región. El abordaje que propongo es muy práctico, para que cualquier gerente o técnico tenga la capacidad de comprender su entorno sin ponerse ningún color político, sin emociones, con la ayuda de instrumentos específicos que le permiten identificar el problema, entender las estrategias que están disponibles y estudiar, con mucha cautela, las consecuencias de cada línea de acción.


Es usual ver casos en los que los líderes están listos para actuar, pero cuando se toman el tiempo de hacer un análisis exhaustivo, sin involucrar las emociones, terminan diciendo “yo estaba listo y quería hacer esta cosa, pero me doy cuenta ahora de que no es la estrategia indicada, que es mejor ir por otro camino.”


Por eso insisto en la necesidad de tener una agenda. Lo que afirmo a los participantes, que son en su mayoría técnicos de alto nivel que, si en política no tienes una agenda, entonces estás en la agenda de otro. Dicho de otro modo y parafraseando al gran dirigente francés Charles de Gaulle, "o estás en la mesa o estás en el menú.”


¿No es suficiente el conocimiento técnico, el ser expertos en sus áreas?

Forrest: Es una lástima, pero los políticos siempre tienen sus intereses y, aunque hablen de patria y estén conscientes de la necesidad de ampliar la cobertura de la salud, sus intereses a veces son muy de corto plazo y apegados a su plan de ascenso.


Si un técnico no es capaz de generar su agenda y ser un actor político, entonces se pierden posibilidades de que haga una verdadera contribución e impacte positivamente en la salud de su país.


Esto además frente a un contexto que viene complicándose cada vez más. En los cuatro años recientes ha habido un debilitamiento de los sistemas democráticos, en los que el bipartidismo hasta hace muy poco instalado en la mayoría de los países centroamericanos, ha dado paso a un caos, casi una anarquía, donde cualquier cosa puede pasar.

Los partidos tradicionales han perdido fuerza y credibilidad, de modo que hay mucha incertidumbre, anarquismo, la tentación del populismo presente, un desorden en el cual las personas técnicas son puestas a un lado.


Desde esta perspectiva ¿Por qué es pertinente un programa como CAHI Fellows?

Forrest: El gran desafío entonces es buscar gobernabilidad, fortalecer la democracia y crear unas condiciones en las cuales las personas con conocimiento técnico, capaces y comprometidos, ganen influencia y sean capaces de defender su agenda, una agenda para el bienestar colectivo y el mejoramiento de los sistemas de salud. De otro modo, serán puestos de lados para dar paso a personas quizás menos preparadas, pero más fieles al gobernador de turno. Esto no es lo que queremos.


El reto en el que estamos es el de preparar gente. Creo que hoy más que nunca es importante que cada técnico haga un análisis de la realidad política, para poder actuar en esa esfera y empujar una agenda bien desarrollada, de modo que pueda mejorar los sistemas de salud y mejorar las condiciones de vida de la población de esta parte del mundo.



ÚNETE A NUESTRA BASE DE DATOS

¡SÍGUENOS EN REDES SOCIALES!

  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon