Dra. María Eugenia Arosemena es médico con maestría en Gerencia de Hospitales. Actualmente trabaja en el despacho del Ministro de Salud de Panamá, teniendo bajo su responsabilidad los proyectos que son prioridad para el Ministerio y relacionados con las metas más importantes de esa institución. Es CAHI Fellow del período 2017-2018.

PROYECTO PARA MEJORAR LA ATENCIÓN DE EMERGENCIA DEL HOSPITAL SANTO TOMÁS

Sobre su proyecto:

El Hospital Santo Tomás de Panamá es el centro de atención de tercer nivel más grande que está bajo la responsabilidad del Ministerio de Salud -MINSA-. Allí se brinda atención a toda la población de Ciudad de Panamá y del interior del país.

En ese contexto la Dra. Arosemena identificó un problema que requiere acción inmediata: la atención de urgencias con frecuencia se congestiona, presentándose dificultades para atender los nuevos ingresos y para mantener un flujo de pacientes eficiente, para poder responder a los requerimientos de todos los pacientes que se presentan.

El proceso es complejo, dado que existen un conjunto de protocolos que deben seguirse desde el ingreso de un paciente en la emergencia del hospital. Un momento clave es el de triaje, donde se determina el grado de urgencia y se canaliza la atención médica de manera muy específica; es desde ese punto donde se hacen las referencias hacia servicios específicos que deben dar respuesta cabal y eficiente, en lapsos determinados, para mantener los servicios disponibles para nuevos requerimientos.

Esto ha implicado la necesidad de realizar un análisis en todo el flujo de los pacientes, según explica la Dra. Arosemena. Ha sido necesario identificar primero dónde están los cuellos de botella, cuáles son los servicios que demoran más significativamente los tiempos de atención y que evitan que los pacientes fluyan hacia otros servicios o mantengan lapsos de hospitalización aceptables según los procedimientos establecidos.

La perspectiva de este proyecto es que una vez liberados esos nudos, el paso de los pacientes por y desde la emergencia se realizará con mayor fluidez, permitiendo mejorar la atención médica en el hospital.

“Hemos estado estudiando por qué esos pacientes se demoran, identificando qué tipo de exámenes llevan más tiempo. En este momento generamos informes semanales que se presentan al director médico del hospital, lo que nos permite no solamente conocer dónde están los problemas sino tomar correctivos más rápida y eficientemente.”

Programa CAHI Fellows:

Refiere la Dra. María Eugenia Arosemena que participar en el programa CAHI Fellows ha ampliado y transformado su perspectiva sobre la región, reforzando su sentido de la solidaridad y abriendo mayores posibilidades de colaboración con sus pares en otros países.

“En temas de liderazgo este programa ha sido muy significativo para mí, porque los aprendizajes son muy aplicables. Las aproximaciones a las políticas públicas, al desarrollo de procesos, todo puedo verlo en mi quehacer diario y aplicarlo en el ejercicio de mis responsabilidades. Por ello es que ahora puedo ver cosas con más claridad, hacer mejores análisis y ayudar a otros a organizar su perspectiva de mejor manera. Creo que eso es un aporte muy importante.”

Afirma además que la red de CAHI Fellows es muy solidaria, lo cual se refleja en el contacto constante que mantienen y en la cooperación que se brindan unos y otros. Como ejemplo menciona la replicación del proyecto de hospital de día, que originalmente se implementó en Costa Rica y ahora está siendo replicado en Panamá. Además afirma que todos han tenido la oportunidad de apoyar a los compañeros en Nicaragua.

Para ella la clave está en el balance entre el conocimiento técnico que se imparte, el impulso al sentido ético y el fortalecimiento de valores, y finalmente la conexión entre los miembros de la red, que hoy cuenta con 100 miembros en toda América Central. Es muy relevante que este programa CAHI Fellows tiene un impacto en lo local, en lo nacional y finalmente en lo regional.

Como visión para la región “siento que tenemos que conocer cada vez más lo que pasa en los demás países de Centroamérica, entender que los retos que enfrentamos son muy parecidos y que debemos unirnos para tener más fuerza frente al mundo, para conseguir mejores acuerdos para la obtención de insumos médicos, para seguir fortaleciendo nuestros valores y mejorar, todos, la situación de atención médica para nuestra población. Estoy convencida además, gracias a la experiencia que he tenido con CAHI Fellows, de que necesitamos formar líderes más jóvenes, que los médicos residentes necesitan entrenamiento en liderazgo y formación en valores. Ese es nuestro desafío de cara al futuro.”

Para saber más de este y otros proyectos, asiste a la Conferencia Anual de CAHI.

Más información y registro en: https://www.cahisalud.org/es/eventos/