Programa CAHI Fellows
UN LÍDER NECESITA CONOCER A SU GENTE
Entrevista con la Prof. María Elena Carballo

María Elena Carballo, de Costa Rica, es Ph.D. en Literatura por la Universidad Brandies en los Estados Unidos. Fue becaria Fullbright-LASPAU por tres años. Actualmente funge como Profesora del INCAE Business School, donde desarrolla sus clases en el área de las humanidades y la comunicación. Es una persona clave para el impulso a las habilidades de liderazgo a los CAHI Fellows.

En ocasión de iniciar la 6ta edición del Programa CAHI Fellows, tuvimos esta conversación con ella (texto completo de la entrevista más abajo).

 

  • Agradecemos la oportunidad que nos da de tener esta conversación. Queremos empezar con los temas que usted aborda en el Programa CAHI Fellows aquí en INCAE. ¿Cómo llegó a este desarrollo del trabajo sobre las habilidades de liderazgo a través de la literatura?
  • María Elena: INCAE fue pionero en este abordaje. En el año 1990 comenzamos incluyendo arte, literatura y cine en la maestría en negocios. Nosotros comenzamos esta aproximación luego de presenciar 2 crisis financieras, luego de las cuales las escuelas de negocios en los Estados Unidos empezaron a replantearse sus contenidos programáticos y sobre todo su abordaje ético. Vimos que se estaban incluyendo dimensiones distintas, fuimos aprendimos e inmediatamente implementamos un curso en el cual discutíamos aspectos éticos a través de la literatura, arte y cine. Al principio fue un desafío implementarlo en INCAE, porque los estudiantes no estaban acostumbrados a este abordaje, sin embargo, con el correr del tiempo se convirtió en uno de los cursos favoritos de los estudiantes. Ahora es un requisito en el programa del primer año, que todos estudien liderazgo con literatura. Esto le ha dado un distintivo a INCAE, también le permite a la gente reflexionar de manera distinta. El líder tiene que conocer a su gente para poder liderar, este conocimiento se genera a través de la literatura, del desarrollo de los personajes. La literatura nos permite conocer a la gente por dentro, reconocer sus matices.  
  • ¿Cómo funciona este abordaje a través de la literatura?
  • María Elena: Pienso que nosotros tenemos una gran dificultad para conocernos a nosotros mismos, la experiencia de estar confrontándose con personajes diversos hace que uno tenga un constante péndulo entre la identificación del personaje y la separación del personaje. En la literatura se produce la experiencia de conocerse a uno mismo para desempañar el liderazgo con efectividad, para ello uno necesita conocerse a si mismo, no dejarse llevar por impulsos y deseos. Por otro lado, si no conocemos a las personas con las que trabajamos no podemos reconocer el impacto que podemos tener sobre ellos. La literatura ayuda en estas dimensiones. Es fundamental escuchar a la gente, saber delegar, pero solamente se puede delegar si se conoce a la gente, si nos conocemos a nosotros mismos, de modo que seamos capaces dar y generar confianza. El proceso de identificación que se produce en la literatura apoya mucho en todos estos elementos.
  • ¿Cuál ha sido su experiencia como profesora dentro del Programa CAHI Fellows?
  • María Elena: La relación con los CAHI Fellows en las clases ha sido una experiencia de gran aprendizaje. Yo estoy muy agradecida con este programa, porque debo decir que he aprendido muchísimo dentro del INCAE, pero a los CAHI Fellow además les tengo especial aprecio por todo lo que aprendo de sus proyectos de salud en Centroamérica. He podido reconocer que son un grupo especial de personas, por el alto compromiso que tienen con sus proyectos y el impacto en la población que atienden. Ellos son agentes de cambio en el área de la salud, están trabajando y desarrollando proyectos en los cuales se vinculan con diferentes comunidades, lo que les permite aprender de las situaciones más diversas y dinámicas. Yo les enseño comunicación y liderazgo, ellos me enseñan sobre la región, el compromiso, el estado de las cosas y su futuro. Es una experiencia donde todos ganamos, aprendemos mutuamente, esto es de mucho valor en el Programa CAHI.
  • Usted ha dictado estas clases desde la primera generación en el año 2012 y hasta el presente ¿Cómo percibe la evolución de los CAHI Fellows?
  • María Elena: Creo que cada vez el proceso de selección de los participantes es mejor. Con esto no quiero decir que la primera generación no sea tan buena como la sexta, sino que el proceso para identificar a los mejores proyectos en Centroamérica ha mejorado. La experiencia acumulada en CAHI y aquí en INCAE es fundamental, de la mano de profesores como Andrea Prado, que han registrado los procesos y la forma en que se ha venido desarrollando el proyecto. Creo que cada año tenemos mejores proyectos y personas muy comprometidas. Esta evolución ha sido significativa y especial para mí.
  • ¿Cómo imagina la evolución del programa CAHI Fellows?
  • María Elena: En primer lugar veo que CAHI es una organización abierta, que toda persona que tenga un proyecto de impacto social en el área de la salud puede acercarse a CAHI, yo diría incluso hasta proyectos que aborden áreas distintas a la salud, porque más allá de aplicar o no al programa, aquí hay una experiencia muy interesante y documentada de 6 años impulsando proyectos con impacto en la región. En estos 6 años ha habido aciertos y errores, buenas y malas experiencias, de modo que existe un importante recorrido que puede y debe compartirse. Yo por ejemplo he trabajado con organismos internacionales que no tienen conexión con la salud y siempre les recomiendo intercambiar experiencias con CAHI, porque aquí hemos desarrollado una manera eficaz de desarrollar y llevar adelante estos proyectos e iniciativas. Creo que no debemos limitamos a transmitir conocimientos de salud pública, sino que es fundamental que la gente asuma su liderazgo. Creo que es muy importante que cada quien asuma el liderazgo de su propio proyecto, que se formen equipos, que se fortalezca esta red de líderes para involucrar a más personas, aprender unos de otros, desarrollar nuevas experiencias, tener un grupo de apoyo. En conclusión puedo decir que construir lazos y desarrollar el liderazgo y conocimiento de sí mismo son aspectos distintivas del Programa CAHI, y el ir más allá de transmitir conocimiento y asesorar proyectos de manejo de salud, porque aquí hay toda una dimensión humana que hace a este proyecto único.