Programa CAHI Fellows

SOMOS UNA RED DE AGENTES DE CAMBIO SOCIAL

Entrevista con la directora ejecutiva de CAHI: Shivaugn Ahern

 

Shivaugn Ahern es la actual Directora Ejecutiva de CAHI, cargo al que llega luego de haberse desempeñado como responsable de comunicaciones con énfasis en la recaudación de fondos. De su experiencia previa resalta su involucramiento con programas para mejoramiento de políticas públicas, la promoción de la participación comunitaria en proceso de tomas de decisión de relevancia para el bienestar colectivo.

Ahern refiere haber descubierto hace muchos años su vocación comunitaria y a favor del bienestar humano, lo que queda en evidencia por el compromiso que muestra en su labor dentro de CAHI y se expresa claramente a lo largo de la entrevista que le fue realizada en Costa Rica, durante el Segundo Módulo de la 6ta generación de CAHI Fellows.

 

¿Qué te llevó a conectar con CAHI?
Shivaugn: Yo soy abogada, con estudios en políticas públicas. Aunque fui a la escuela de leyes, realmente nunca quise litigar, yo quería trabajar con la comunidad, para asegurarme de que todos sean escuchados, permitir el intercambio de distintos puntos de vista, que diversos actores e intereses estén bien representados cuando se tomen las decisiones.

Después de la escuela de leyes, tuve la oportunidad de trabajar en una empresa de consultoría por varios años, haciendo un trabajo de impulso a la participación de grupos de interés en diversos temas. Me involucré en un proyecto en Australia, visitando diversas comunidades e intentando entender cómo ciertas decisiones fueron tomadas en su contexto, en torno al manejo de recursos limitados como el agua. Esas experiencias en torno a la conexión con personas y grupos, para abordar temas tan relevantes e involucrarlos en los procesos de toma de decisiones, forjaron mi perspectiva sobre equidad y justicia en la esfera de las políticas públicas.

Posteriormente, hace unos 8 años, participé en un programa de educación ejecutiva sobre liderazgo, ofrecido por la Universidad del Estado de Carolina del Norte. Fui parte de una cohorte de 20 profesionales becados, todos relacionados con agricultura, en mi caso como representando de la voz de la comunidad para la agricultura sostenible. Aquella fue una experiencia profundamente transformadora para mí.

De modo que cuando conocí a CAHI y su programa de becas, comprendí que estaban ofreciendo una experiencia similar en desarrollo del liderazgo, pero en el contexto de la salud, y eso despertó mi interés. Mi experiencia previa en el desarrollo de las habilidades de liderazgo y lo significativa que fue para mi vida aquella vivencia, me motivó profundamente a trabajar con fuerza y compromiso en este programa CAHI Fellows. Quiero asegurarme de que esta oportunidad esté disponible para los líderes de Centroamérica, para quienes estén trabajando fuerte en mejorar la salud en sus países.

¿Qué es CAHI y cuál es su misión?
Shivaugn: CAHI – Central American Healthcare Initiative, fue fundada en el 2012 con la misión de desarrollar, apoyar y promover la innovación, la efectividad y la eficiencia en el área de la salud. La visión es que todas las personas en Centroamérica, sin importar dónde vivan o cuál sea su estatus socioeconómico, tengan acceso a salud de calidad.

Esta es una gran misión que implica mucho trabajo, así que CAHI no puede lograrlo sola como organización sin fines de lucro. Nuestro modelo de operación implica trabajar en alianza con todos los sectores: público, privado y sociedad civil organizada; además apoyar profesionales de la salud y de otras áreas relacionadas, para desarrollar proyectos, con la visión de que no buscamos solamente ausencia de enfermedad, sino el abordaje de los múltiples factores que influyen en el bienestar de una familia, una comunidad y un país.

El trabajo que CAHI realiza tiene su centro en la identificación de líderes que ya están comprometidos y se encuentran implementando acciones e innovaciones para mejorar el acceso a la salud de personas y comunidades en sus países. Nosotros identificamos a esos líderes y los reunimos en este programa llamado CAHI Fellows.

Una de las cosas que nos apasiona del programa es que se quitan las barreras entre distintos sectores. En el mismo grupo tenemos a personas que trabajan en hospitales públicos, clínicas privadas, organizaciones sin fines de lucro o en instituciones gubernamentales, todas con el foco de mejorar el acceso a la salud.

Luego de cinco años de operación contamos con una red de más de 100 líderes trabajando en Centroamérica, cooperando unos con otros para mejorar los servicios de salud, prevenir enfermedades y traer calidad de vida a las comunidades con las que están trabajando.

 ¿Qué diferencia a CAHI de otros programas similares?
Shivaugn: Existen otros programas que conectan a profesionales e imparten entrenamientos para desarrollar sus habilidades de liderazgo, especialmente en el área de negocios. Sin embargo, lo que hace a nuestro programa único es que traemos a líderes que están desarrollando un proyecto específico con el objetivo de incidir en el bienestar social y en el mejoramiento de la salud. Los proyectos de los CAHI Fellows son tangibles, algo que está dentro de su esfera de control, dentro de la cual han identificado un problema que quieren resolver.

Dentro del programa establecen relaciones, se convierten en amigos, incluso algunos verbalizan sentirse como una familia, y con esos vínculos desarrollando mejores habilidades de gestión e implementando sus proyectos.

CAHI Fellows no es solamente una red de líderes, es una red de individuos que están generando un cambio real, que son agentes de cambio social en América Central y en el campo de la salud.

 ¿Cuál es la relación de CAHI con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible?
Shivaugn: La conexión más evidente está en el trabajo que hacemos a favor de la salud y el bienestar, que corresponde al tercer objetivo. Estamos comprometidos en lograr mejoras en salud y esa es la razón que nos motiva seguir adelante.

Nuestra visión además es la de colaborar con la reducción de las inequidades, lo que está relacionado con el objetivo número diez. Nuestros esfuerzos están colocados en aumentar el acceso a servicios de salud de calidad para todas las personas en Centroamérica, de modo que la labor que realizamos está guiada por los valores de equidad y solidaridad, lo que compartimos con todos nuestros socios en la región. Si logramos avanzar en mayor equidad en salud, sabemos que eso también tendrá un efecto en otros aspectos de la equidad social.

Finalmente, somos parte de los esfuerzos que se realizan para la generación de alianzas a favor del logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esto está en la forma en que trabajamos, es nuestro ADN.

 ¿Qué piensas hace CAHI una innovación social?
Shivaugn: Cuando escuchamos la palabra innovación lo primero que pensamos es en tecnología, pero la innovación puede tomar muchas formas: innovación en políticas públicas, en procesos, en el tipo de organizaciones que formamos.

Innovación social es una noción actualmente muy atractiva, todos estamos hablando de eso. Nosotros nos referimos a innovaciones en todas las áreas, pero el elemento distintivo es el propósito de generar bienestar colectivo.

Una innovación social puede tomar la forma de organización sin fines de lucro, de emprendimiento con fines de lucro, puede además constituir una iniciativa dentro de instituciones públicas, o de cambios en las políticas gubernamentales. El elemento diferenciador es el foco en el bien común.

Cada uno de los CAHI Fellows califica como innovador social, porque ellos están desarrollando ideas y acciones para generar bienestar social. Algunos son emprendedores, otros forman parte de ONG, otros están impulsando cambios en el sector público haciéndolo más fuerte y eficiente, pero todos son innovadores sociales. Incluso nosotros en CAHI somos innovadores sociales.

Yo siento que este es un lugar ideal para estar, porque esto es el futuro, así es como la sociedad y los negocios van a seguir funcionando, con un mayor enfoque en el bienestar social que estamos generando. Los consumidores lo están exigiendo, pero también es un imperativo ético.

 ¿Cuál es el impacto de CAHI en la Región?
Shivaugn: En CAHI nosotros no tenemos una agenda centralizada ni decidimos los cambios necesarios en el área de la salud, porque eso cambia según cada contexto. Lo que estamos haciendo es impulsar que cada líder que se convierte en un CAHI Fellow lo identifique, dentro de su entorno de influencia, comunidad o país. Ellos son quienes van constituyendo la agenda de los cambios necesarios en el área de la salud en cada contexto. Es por eso que tenemos una gran variedad de iniciativas y proyectos.

Los CAHI Fellows nos han reportado que su crecimiento personal y profesional se ha visto impactado positivamente por su participación en el Programa. Muchos de ellos han alcanzado posiciones de mayor influencia, además de que han ganado autonomía a través de sus emprendimientos.

Cuando pensamos en el impacto con una visión amplia, podemos ver que la reputación de CAHI ha venido creciendo y que más gente en los países de Centroamérica reconoce la relevancia de la labor que estamos cumpliendo. Las organizaciones, instituciones públicas y líderes de todos los sectores expresan su interés en asociarse a CAHI, participar en el programa, de modo que puedan mejorar sus operaciones y los resultados que obtienen con ello.

Nuestros CAHI Fellows están alcanzando posiciones de influencia, al implementar lo que aprendieron durante el programa y en el desarrollo de sus proyectos. Al pasar de estos años están en capacidad de implementar los hallazgos, aprendizajes y herramientas en nuevos contextos, lo que genera un impacto positivo en sus entornos. Además, se está experimentando una mejora en los procesos de gestión, con equipos humanos más comprometidos y más eficientes en la operación de las instituciones.

La visión que tengo hoy sobre el futuro es lograr generar una masa crítica significativa. En unos 20 años, con más de 20 generaciones de CAHI Fellows, se estará generando un movimiento de liderazgo comprometido y de alto nivel, con operación de importantes proyectos y administración eficiente de los fondos públicos, gran cantidad de alianzas en torno a la Red CAHI Fellows, para lograr mejoras significativas en el sistema de salud y con impacto relevante en la calidad de vida de la población.

¿Cuál es el futuro inmediato de CAHI?
Shivaugn: Esto es lo que llamamos CAHI 2.0. En los próximos 5 años de operación vamos a continuar con el Programa CAHI Fellows, para formar entre 18 y 24 personas cada año. Además, continuaremos con nuestra Conferencia Anual, que usualmente hacemos en febrero, para reunir a líderes y personas interesadas en seguir aprendiendo sobre gestión en salud en la región, incluyendo el compartir de aprendizajes con la Red CAHI Fellows. El próximo año (2020) la Conferencia será en Guatemala.

Nuestro mayor énfasis para esta nueva etapa está en apoyar a la Red CAHI Fellows en cada país, de una forma más estratégica. En el resto de este año (2019) estaremos lanzando comités de CAHI Fellows en cada país, usando nuestra plataforma para ayudar a organizarlos e identificar las necesidades más críticas desde sus perspectivas, para el desarrollo de nuevos proyectos colaborativos que alcancen el máximo impacto posible.

¿Qué está buscando CAHI en un líder?
Shivaugn: Cada vez tenemos más claridad sobre esto, ya son 120 los líderes que forman parte de nuestro programa.

Estamos buscando personas que tengan una conexión profunda con el trabajo comunitario que están haciendo, un compromiso verdadero con la institución en la cual trabajan, con su país y sus conciudadanos, con el territorio que ocupan. Queremos personas con una convicción sólida para lograr mejoras en el sistema de salud en el futuro inmediato.

Además, seleccionamos a líderes con proyectos claros, con una población beneficiaria definida. Es importante que tengan claridad sobre el problema que están intentando resolver, sobre su público de interés. Deben estar en capacidad de explicarlo con claridad, porque nosotros evaluamos tanto a la persona como al proyecto. 

En tercer lugar, y debo decir que este quizás es el elemento misterioso, nos esforzamos por diferenciar aquellas personas que sólo quieren sumar un mérito académico o título más, de aquellas que tienen un compromiso real como agentes de cambio social, esos que desean usar las herramientas que aprenderán en el programa para producir un cambio en el mundo.

En definitiva, buscamos personas con vocación de servicio a otros, que estén dispuestos a salir de su zona de confort para lograrlo. Esto es lo que tenemos hoy, una red de personas que comparten estos valores, este compromiso y la disposición de ir más allá de sus propios intereses para cooperar con el bienestar colectivo.