Programa CAHI Fellows

UNA RED DE LÍDERES QUE SE FORTALECE

Entrevista con la Prof. Andrea Prado

 

Andrea Prado es una destacada profesora asociada del INCAE, en las áreas de cambio organizacional y desarrollo sostenible. Recibió su doctorado en Gestión y Organizaciones en la Escuela de Negocios Stern, de la Universidad de Nueva York. También cuenta con una maestría en Economía Internacional por la Universidad de Essex en Reino Unido.

Hace varios años empezó a involucrarse en temas de salud a través de diversos programas que la institución tiene en ese campo. Es por ello que al momento de iniciar el proyecto CAHI ella fue referencia obligada para la creación de la ruta académica de los CAHI Fellows y el desarrollo inicial del programa.

Tuvimos la oportunidad de conversar con ella durante la realización del segundo módulo de la 6ta cohorte del Programa CAHI Fellows, en la sede del INCAE Business School en Costa Rica.

Gracias Andrea por recibirnos. Queremos iniciar preguntándole ¿Cómo inició su relación con CAHI?
Andrea: Se produjo a través de su fundador y presidente de su junta directiva, el señor Robert Jeffe, con quien me reuní inicialmente en Nueva York para conocer su visión. De ese primer contacto surgió entonces una relación con el Rector de INCAE, con quien continuamos un diálogo sostenido que produjo una primera actividad estratégica. En aquel momento en INCAE estábamos cumpliendo 50 años, por lo cual realizamos un evento de alto perfil en Nueva York, en el cual empezamos a realizar los contactos y a desarrollar las conversaciones para crear el Programa CAHI Fellows.

Yo tenía menos de un año de hacer regresado del doctorado, con toda la energía para involucrarme en el proyecto, colocando allí mi experiencia en gestión, modelo de negocios y sostenibilidad. Esta ha seguido siendo mi aporte al pasar de los años, y en el proceso yo he aprendido mucho sobre el área de la salud.

¿Cuál es tu visión sobre la evolución del Programa CAHI Fellows en estos 5 años?
Andrea: Sin duda las cosas evolucionan, pero siempre hemos mantenido el énfasis en gestión, a partir de una consulta que realizamos con varios líderes de la región. Les preguntamos sobre las capacidades que necesitan las personas que trabajan en salud para ser más efectivas en sus intervenciones, y las respuestas que obtuvimos nos llevan al requerimiento de herramientas para la innovación, la gestión y la administración.

Por eso con CAHI siempre hemos insistido en el enfoque sobre el fortalecimiento de las habilidades de gestión, manejo de equipos humanos, proyectos, presupuesto, alianzas estratégicas, como línea central para los CAHI Fellows.

Un elemento importante de la evolución es que la marca CAHI Fellows está muy bien posicionada en la región, cuenta con una gran reputación. Es un honor decir que se es un CAHI Fellow, avalado esto por lo que se ha logrado con los proyectos individuales, que han tenido mucho impacto y el nivel de intervención viene aumentando.

Además, algo muy significativo es que cada vez hay más colaboración entre los CAHI Fellows. Lo último que recibí es que tenemos un líder de la primera generación que ya trabaja con varios compañeros de otras generaciones. Este tipo de coordinación ya se está viendo claramente en Panamá, por ejemplo, y eso es parte de lo que se ha querido lograr desde el inicio.

La visión siempre ha sido esta, el aporte de CAHI a Centroamérica es la creación de esta red de líderes que están impulsando un cambio. 

¿Qué otro elemento diría que hace de CAHI una iniciativa tan única?
Andrea: CAHI quiere innovar y lo está haciendo. Para innovar hay que abrir espacio para probar cosas nuevas y eso puede llevar a que las cosas fallen, esto genera grandes aprendizajes. En CAHI tenemos una alta taza de éxito, sin pocos los que fallan, pero sabemos que los líderes que participan en el programa enfrentan desafíos importantes. A veces pierden la posición dentro de una organización en su país por temas de política, o deben interrumpir su proyecto por aspectos del contexto que se escapa de su control y entonces no logran terminar el programa.

En CAHI hemos aprendido de eso, el proceso de selección incluye esas experiencias de modo que trabajamos por seleccionar proyectos cuyas probabilidades de éxito sean mayores y a aquellos líderes que manifiestan mayor compromiso y capacidad para gestionar sus iniciativas. Después de 5 generaciones el Programa CAHI Fellows es muy reconocido por la seguridad social de diferentes países.

¿Cómo trascienden los aprendizajes de la Red CAHI Fellows?
Andrea: Además de crear la nueva red de líderes en Centroamérica, CAHI también tiene el propósito de generar conocimiento sobre prácticas, porque puede pasar que un grupo de líderes en salud en Nicaragua están desarrollando una iniciativa muy exitosa y allí hay una oportunidad para que otro grupo de líderes en Guatemala aprenda de eso y se produzca un intercambio de conocimientos que aumente el impacto de las diferentes intervenciones.

Hemos documentado parte de esas prácticas a través de casos de estudio sobre los proyectos de los CAHI Fellows, que se comparten luego con ellos en las clases y se inscriben en registros internacionales como la escuela de negocios de Harvard. Esto amplía el impacto del programa, porque se está generando conocimiento sobre buenas prácticas, lo cual se extiende más allá de la Red.

¿Cómo ves la evolución de la Red CAHI Fellows en el momento actual?
Andrea: Después de 5 años ya tenemos 100 graduados de CAHI, de modo que hemos empezado a medir e identificar cómo se conectan los diferentes Fellows, para lo cual estamos trabajando en colaboración con la Universidad de Nueva York. Desde INCAE hemos realizado un mapa de las conexiones entre los CAHI Fellows, más allá de los de la misma generación, y hemos identificado que están conectándose entre países y de diversas cohortes. El intercambio es de mentoría, generando conocimientos que comparten con sus compañeros. Además en los ámbitos nacionales también se están consolidando, en este momento podemos decir que las redes más fuertes están en Costa Rica, Panamá y Guatemala.

También hemos comenzado a estudiar el perfil de aquellos CAHI Fellows que hacen mayores conexiones, para poder identificar las características necesarias para ello de modo que podamos realizar mejores procesos de selección.

En este proceso hemos identificado, por ejemplo, que el perfil del emprendedor es muy propiciador de colaboración y conexión en red.

¿Cuál cree que es la visión de CAHI de cara al futuro?
Andrea: Creo que debemos enfocarnos en fortalecer la red, en esas conexiones que se convierten en proyectos específicos y generan cambios. Contamos con un grupo de líderes trabajando en sus iniciativas específicas, con perfiles que indican que van a seguir teniendo posiciones importantes o generando influencia significativa en el sector de la salud. Considero que lo que necesitamos es articular esfuerzos y desarrollar estrategias en coordinación con los miembros de la Red, para incidir sobre la agenda de salud en los distintos países de la Región. Yo creo que es por allí por donde CAHI debe avanzar, entendiendo que el Programa académico base está consolidado.

¿Hay algo más que quisieras agregar sobre los CAHI Fellows?
Andrea: Para mi todos ellos son relevantes y a sus proyectos los considero como hijos, por los aportes que he podido hacer a cada uno para que salieran adelante. Los tengo en un lugar especial, mantengo contacto con ellos y siempre estoy disponible para brindarles apoyo. Conozco a las cinco generaciones, y he tenido la oportunidad de tener una relación profesional e incluso personal con todos, con un alto nivel de compromiso con la región. Como centroamericana yo les agradezco mucho.

Finalmente, quiero reiterar que estoy muy agradecida por el compromiso de Robert Jeffe y toda la Junta Directiva de CAHI, porque aquí en INCAE hemos podido ver su compromiso y la forma poco común en que se involucra en el proyecto, asistiendo a las reuniones, manteniendo el diálogo, siendo crítico cuando debe serlo. Su visión y liderazgo han sido esenciales para el desarrollo de este proyecto.