• CAHI

INNOVACIÓN SOCIAL DIGITAL EN LA PRODUCCIÓN DE PROTECTORES FACIALES PARA PERSONAL DE SALUD

Innovación Social Digital en la producción de protectores faciales

para personal de salud que atienda pacientes con Covid-19 en Honduras

Los integrantes de la Red CAHI Fellows trabajan activamente en distintos niveles de atención a la emergencia relacionada al COVID-19, intercambian información constantemente y generan iniciativas que validan buenas prácticas en sus contextos, que pueden ser replicables en la región. Este texto aborda una de ellas.

El desarrollo tecnológico está produciendo cambios en todos los ámbitos de la vida. Lo que se conoce como la revolución industrial y era tecnológica, ha transformado la concepción de las formas de comunicación, modelos de negocio y metodologías para la transformación de las organizaciones y su impacto social.


El proceso de transformación que está generando lo digital y el avance tecnológico, parece continuar acelerándose. Son exponenciales en la medida en que se amplifica su impacto y alcance, se reducen sus costos e impulsan cambios rápidos en los ámbitos económico y social.


Estos procesos están ocurriendo no solamente en el ámbito comercial, sino que además se están generando en el espacio del desarrollo social, e incluso frente a situaciones de crisis o emergencia. En la medida en que las nuevas tecnologías se hacen más accesibles, se multiplican las posibilidades creativas de aplicaciones que generan valor social.


Este es el caso del movimiento nacional hondureño Güiran (que en lengua indígena Lenca significa pueblo), el cual se gestó a partir del trabajo de voluntarios con impresoras 3D en sus hogares, quienes comenzaron la producción de protectores faciales de bajo costo para apoyar a los profesionales de la salud.


Lo que comenzó como una iniciativa ciudadana modesta, se ha convertido en una cadena de interacciones y colaboraciones que en todo el país moviliza a casi 300 personas en distintas labores.


Este no solamente es un ejemplo de aplicación de tecnologías exponenciales frente a una emergencia de salud, generada por la Pandemia COVID-19, sino un modelo de procesos de innovación social, con la colaboración de diversos sectores sociales.

Todo comenzó con la iniciativa individual

La necesidad se hizo evidente, a través de las redes sociales (FB y TW principalmente) y servicios de mensajería instantánea (WhatsApp) se multiplicaban los mensajes de alerta ante el coronavirus.


En Honduras, como en otras naciones de Centroamérica, una de las preocupaciones giraba en torno a la disponibilidad, para los trabajadores de la salud, de los equipos de protección mínimos para hacer atender a los pacientes contagiados: protector facial, guantes y uniformes.


A través de los medios digitales, particulares que contaban con impresoras 3D comenzaron a ofrecer su ayuda para producir los protectores faciales.


Estos fueron los primeros pasos de un proceso que generaría posteriormente la articulación de otros actores. De individuos comunicados por redes sociales y mensajería instantánea, se pasó a pequeños grupos que se coordinaban entre sí para atender distintas áreas de la ciudad o del país. Luego aparecieron otros voluntarios, para abastecer de los insumos necesarios (materia prima) a los productores; posteriormente quienes se encargarían del ensamblaje y distribución.

Diversos actores y sectores se sumaron

La evolución orgánica de este proceso llevó a una mayor coordinación y a la entrada de nuevos actores que, viniendo de sectores diversos, aportaron valor y dieron un impulso a la producción de protectores faciales.


Es así como distintas ONG comenzaron a participar, para dar figura legal a la colaboración y ofrecer una plataforma institucional. Organizaciones como Guala (nombre que en Lenca significa mano), dedicada a la producción de prótesis de mano y antebrazo a través de impresión 3D, se sumaron a la colaboración con otros actores sociales para la organización e interacción formal con otras instituciones que rápidamente prestaron su colaboración. Este paso también ha sido clave en la recolección de fondos a través de donaciones privadas y de particulares.


De acuerdo con Elena Aguilera Murillo, CAHI Fellow, ingeniera biomédica y cofundadora de Guala y quien está trabajando como voluntaria para Güiran encargándose de la logística en la zona centro sur de San Pedro Sula, este movimiento “se generó de forma espontánea, orgánica y rápida; hoy somos casi 300 voluntarios, muchos no nos hemos visto las caras, pero nos coordinamos a través del chat, las notas de voz y las redes sociales.”


Posteriormente se sumó la UNITEC, Universidad con sedes en Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, institución que ha sido la plataforma de gestión de salvoconductos con la Secretaría de Salud, ha facilitado los espacios como centros de acopio para donaciones en especie y para el montaje y funcionamiento de las líneas de ensamblaje y desinfección de los protectores faciales.


Profesionales de la salud, principalmente biomédicos y médicos voluntarios, han certificado técnicamente el diseño, la selección de materia prima y los procesos de producción, para que cumplan con los estándares internacionales y sean seguros para su uso en los centros de salud, frente a las necesidades actuales y siguiendo los protocolos de la OMS.

También entraron en la cadena las Fuerzas Armadas Nacionales, quienes brindan su cooperación en temas de transporte de materias primas entre ciudades, además de poner a disposición sus talleres de manufactura industrial.

A través del trabajo voluntario de todos los actores involucrados, con una alta proporción de participación ciudadana, se están distribuyendo en períodos de 15 días más de 500 protectores faciales.


Elena afirma que “una emergencia saca lo mejor y lo peor, y en este caso ha sacado lo mejor, porque estamos aprovechando las herramientas que tenemos, demostrando que sí podemos trabajar colaborativamente de forma remota, con un esfuerzo voluntario de alto nivel profesional.”

Desarrollo futuro y sostenibilidad

A medida que esta iniciativa avanza, quienes están involucrados en ella empiezan a visualizar próximos pasos y a buscar formas de sostenibilidad.


Un elemento importante es continuar mejorando los procesos de producción y de intercambio de información, lo cual es posible gracias a las tecnologías en uso y porque hay un equipo pensando de manera exponencial.


Se visualiza la generación de otros dispositivos e implementos, como campanas de aislamiento a utilizar en los hospitales y centros de salud, y a mediano plazo de respiradores mecánicos. Surgirán en el camino otros requerimientos y posibilidades de aplicación tecnológica.


Para la futura producción de respiradores, la UNITEC brindará su apoyo técnico en los procesos de desarrollo de prototipos, en análisis y verificación de su funcionamiento dentro de los laboratorios de biomedicina. Se genera así un proceso de investigación en el cual colaboran las facultades de ingeniería y ciencias de la salud.


Con respecto al financiamiento de la operación, por el momento es sostenida por donaciones de particulares, apoyo de pequeñas y medianas empresas, y el trabajo voluntario de centenas de personas. Para el futuro, se espera movilizar recursos del Estado, de la Cooperación Internacional y del sector privado.


Una de las claves será la creación de un modelo que permita seguir produciendo y distribuyendo a gran escala y bajos costos, generándose un retorno de la inversión para sostener la iniciativa no solamente durante los próximos meses de emergencia frente al Covid-19, sino en los años posteriores.

Innovación Social y Tecnologías Exponenciales

El movimiento Güiran es un ejemplo de cómo las tecnologías exponenciales aumentan el impacto social de una iniciativa organizada que busca resolver un problema colectivo, en este caso asociado a la Pandemia COVID-19. También nos muestra la dinámica de la innovación social en la coordinación de organización de diversos sectores, con creatividad y adaptabilidad.


Elena Aguilera Murillo nos cuenta que la tecnología “ha tenido un papel fundamental, pues sin las plataformas tecnológicas no hubiésemos podido avanzar así de rápido y con esta efectividad. Nuestras bases de datos, notas de solicitud, actas de donación, las comunicaciones, todas las reuniones, todo se maneja de forma virtual.”


Algunas de sus características esenciales son:

  • Como proceso de innovación social, resalta la participación de todos los sectores sociales: el sector público, el sector privado y la sociedad civil organizada. Dentro de este último destaca el rol de las Universidades y las ONG.

  • Es un proceso de aprendizaje colaborativo e implementación de soluciones centrado en el ser humano y con metodologías ágiles. En el proceso han tenido que generar prototipos, probarlos y hacer ajustes, tanto en la producción de los protectores faciales como en el proceso de ensamblaje, desinfección y distribución.

  • Las tecnologías han sido fundamentales, tanto las de información y comunicación (información en la Web, intercambio de datos, correos electrónicos y mensajería instantánea, grupos de colaboración en redes sociales), como las relativas a la producción de las máscaras (sistemas informáticos, software de diseño e impresoras 3D).

  • Las tecnologías de información y comunicación han facilitado la cooperación internacional, permitiendo interacciones con profesionales de Perú, Colombia, Costa Rica y Estados Unidos.

Queda resaltar que en el caso de la ONG Guala, aunque se mantiene en su ámbito de acción (Ingeniería Biomédica), ha debido generar cambios internos y abrir espacios para producir un bien necesario que antes no formaba parte de su oferta. Esta transformación le ha permitido a su equipo aprender nuevas maneras de organización, de comunicación, y agilizar sus dinámicas de producción.


Igualmente se han fortalecido las redes de trabajo y el país hoy tiene una capacidad de producción de dispositivos e implementos médicos en mediana escala, la cual puede crecer si se le da impulso a la sostenibilidad de esta iniciativa ciudadana.


Webinar: Innovación social digital para la producción de equipo de protección personal en Honduras




ÚNETE A NUESTRA BASE DE DATOS

¡SÍGUENOS EN REDES SOCIALES!

  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon